¿Cómo reconocer a un líder sectario?

¿Como Reconocer a un Lider Sectario?

  1. Escapan al escrutinio público.
     
  2. Afirman tener la verdad absoluta que sólo ellos conocen.
     
  3. Inventan su propia historia, la cual sólo puede ser verificada por su palabra y por fe ciega hacia su persona.
     
  4. Llegan a creer sus propias mentiras.
     
  5. Pretenden haber sido iluminados por la divinidad o por algo absoluto que no admite discusión, duda o prueba, excepto su palabra.
     
  6. Actúan por “órdenes” de una entidad superior que sólo él conoce. Él sólo trasmite las órdenes.
     
  7. Respetan y admiran al poderoso, pero desprecian y humillan al débil o humilde.
     
  8. Sus relaciones se fundamentan en el paradigma sumisión/dominación, no en la solidaridad y el respeto hacia el otro.
     
  9. No permiten la desobediencia o transgresión.
     
  10.  “Todos ellos presentan rasgos psicopatológicos más o menos acusados; rasgos que cabalgan hacia el delirio paranoide” [Rodríguez, Pepe, Esclavos de un mesías, p.30]
     
  11. Su personalidad es inhibitoria y su carácter es de tipo autoritario.
     
  12. Tienen tendencias impulsivas sadomasoquistas que utilizan imponiendo a sus seguidores pruebas cada vez más duras, alegando que, a través de ellas, obtendrán la salvación, la perfección, la ascensión mística o purificación.

Las características de los cultos son el reflejo de la personalidad de sus líderes. Por lo tanto, mientras más carismático o atractivo sea el líder, mayor poder ejercerá sobre la masa y mayor será el grado de dependencia psicológica y peligrosidad del grupo.

Hay que señalar que el sentido que le damos al término carisma no tiene nada que ver con el sentido bíblico que hace referencia a los dones del espíritu que Dios le concede a los hombres.

En el contexto del fenómeno cúltico, el sentido del término ‘carisma’  es el de Max Weber (1963): “cualidad excepcional en un individuo quien, aparentando poseer poderes sobrenaturales, providenciales o extraordinarios, tiene éxito en congregar discípulos a su alrededor.

Su “facilidad de palabra”, su labia, junto con una arreglada imagen física a tono con la ideología del grupo, es la base de la manipulación que ejercen sobre sus seguidores. La forma de vestir, su cabello, su forma de hablar y de caminar, los manerismos con los que subraya su predicación… todo en ellos está debidamente estudiado y explotado para atraer a los desprevenidos.”

Psicópatas
Al carisma del líder hay que adornarlo con las características de un tipo de personalidad que los profesionales de la salud mental han definido como psicópata; entendiendo por esto  un trastorno de personalidad.

La mayoría de los psicópatas parecen, a primera vista, muy normales, interesantes e incluso encantadores y humildes. Pero en realidad son violentos y no soportan que se les lleve la contraria en nada. Al menor asomo de contrariedad, manifiestan una rabia aterradora, una desconfianza global y una incapacidad aplastante para soportar o afrontar las más mínimas frustraciones. “El psicópata tiene que conseguir lo que desea, sin importar a qué precio” (Magid & McKelvey, 1982). Por eso, huyen con frecuencia, se esconden tras la máscara de la dulzura y la humildad, a veces del sufrimiento.

Autoritarios
Son autoritarios al extremo que ellos mismos se constituyen en la ley. La pueden violar porque están por encima de ella, de hecho, ellos son sus creadores.

Mentirosos
Son mentirosos compulsivos, adictos de la mentira, mienten siempre, aún cuando no lo necesitan. No les importa mentir y lo hacen con la mayor frialdad del mundo. Incluso cuando es obvio que mienten, insisten tranquilamente en la mentira y la sostienen ante cualquier tribunal.

Divinos, megalómanos (delirio de grandeza) y egocéntricos
El endiosamiento o divinización es otra característica común a todos los líderes sectarios. Por eso, parte de la fabricación de la mentira que sustenta el engaño se basa en autoproclamarse divino.

Tienen delirios de grandeza. Creen que son semidioses, mesías, ángeles, enviados o un escogido. Por eso es frecuente que acompañen sus nombres con epítetos como ‘Reencarnación de Juan el Bautista’, de ‘Jesucristo’ o del mismo Dios, ‘El Mesías’, ‘El Profeta’, ‘El Vidente’, etc.                           

Juran y perjuran que todo les pertenece por derecho propio, desde la Verdad hasta las personas, a quienes consideran objetos personales para su consumo.

www.victimasectas.com

Detectives Barcelona. Detectives en Barcelona. Detectives Privados en Barcelona. Agencia de Detectives en Barcelona. Contratar un detective en Barcelona. Jorge Colomar detective privado en Barcelona.

This entry was posted in DETECTIVES VIP, ¿QUÉ HAY DE NUEVO? and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.