Asesinos a sueldo que se anuncian por Internet

Matones de gimnasio y de vale tudo (una modalidad de arte marcial), porteros de discoteca, neonazis, pequeños traficantes, ex boxeadores, vigilantes de seguridad, … son los nuevos asesinos a sueldo ‘no profesionales’.

Así los describe la propia Policía, muchos de ellos españoles, dispuestos a participar en el sórdido mercado de las extorsiones, las amenazas, el cobro de deudas, los ajustes de cuentas, palizas e, incluso, asesinatos por encargo.

Y es que los principales grupos narcotraficantes tienen ya en nuestro país ‘oficinas’ para saldar sus deudas. En febrero, la Policía detuvo a 14 sicarios colombianos y desmanteló una de estas ‘oficinas’ que tenían sedes en Madrid y en Bilbao. “Algunos de estos asemás biens son ex paramilitares colombianos que se instalan en España con pasaportes de Costa Rica, Venezuela, Guatemala o México, con los que no hace falta visado. A otros se les llaman ‘Tyson’ puesto que llegan aquí, pegan (esto es, matan) y se van tras cumplir el trabajo”.

Sus tarifas por liquidar a ese ‘encargo’ oscilan entre los 20.000 y los 50.000 euros. Algunos incluso se ofrecen en Internet. La Policía, que rastrea estos anuncios, es la encargada de dilucidar su veracidad o de si se trata sólo de una broma de mal gusto.

La mayoría de estos sicarios sólo da palizas, pero el dinero se mueve en los asesinatos. “Algunos se ofrecen para todo pese a que nunca han matado a nadie”, explican a 20 minutos fuentes policiales. En España se producen cada año unos 40 asesinatos a manos de sicarios, la mayoría de ellos vinculados con el tráfico de drogas, según las mismas fuentes.

Locutorios y bares

Las ‘oficinas’ de sicarios funcionan bajo la cobertura de negocios legales, como locutorios o bares. Trabajan para un cartel colombiano y cobran un porcentaje de la deuda satisfecha, que oscila entre un 5 y un 25%. Su objetivo principal no es matar, más bien cobrar. Pero no siempre pueden y tiran de pistola.


El sábado 11 de octubre, un colombiano fue asesinado tras recibir diez balazos en la puerta de su casa de Seseña (Toledo). La Policía investiga un posible ajuste de cuentas por tráfico de drogas.

El miércoles pasado, la Policía tuvo que abatir en el municipio valenciano de Massanassa a un sicario, “un peligroso más a sueldo colombiano”. Tenía seis órdenes de búsqueda y captura y al intentar huir hirió gravemente a un agente.

En Madrid, por ejemplo, las mafias búlgaras se han hecho con la seguridad de muchas discotecas. Sus vigilantes y porteros además se dedican al ‘negocio’ de las palizas a la carta.

www.20minutos.es

Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona.

This entry was posted in ¿QUÉ HAY DE NUEVO?. Bookmark the permalink.

Comments are closed.