Así es el “Google secreto” creado por la agencia de espionaje NSA

Las filtraciones del exanalista de la CIA Edward Snowden siguen dando lugar a toda clase de revelaciones al puro estilo de las películas de espionaje de Hollywood. La última la hacía pública el pasado lunes«The Intercept», que informaba sobre el potente buscador tipo «Google, creado por la tan cuestionada Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense, «Icreach».

Así, según los documentos de Snowden de los que se hace eco este medio, la NSA se sirve de «Icreach» para investigar o analizar toda clase de datos sobre una persona al proporcionar, por ejemplo, todos los e-mails, mensajes, chats o llamadas que un sospechoso haya realizado introduciendo simplemente su nombre o número. Tiene la capacidad de rastrear en más de 800.000 registros, pero, eso sí, no se basa en la búsqueda a través de la red pública como hace Google, sino que lo hace en las bases de datos secretas cuyos datos proceden básicamente de programas de vigilancia extranjeros de la NSA, aunque también cabe la posibilidad de que contengan informaciones de ciudadanos estadounidenses.

Cabe destacar también la capacidad de «Icreach», que ha sido creado para ser lo suficientemente potente como para permitir a los agentes del Gobierno rastrear el equivalente a más de 100 registros para cada persona en la Tierra. Además, según informa «The Intercept», este programa fue iniciado en el año 2006 con un claro objetivo: ser sustituto o complemento a los programas Proton y Crisscross, motores de búsqueda similares al nuevo que habían sodp creados en los 90 y que se habían quedado obsoletos. Así, según este medio, los ataques del 11 de septiembre se podrían haber evitado si se hubiese compartido más información entre agencias, algo que facilita «Icreach».

Por su parte, conscientes de la polémica que siguen despertando las revelaciones de Snowden, los servicios secretos de EE.UU. han optado por no revelar a «The Intercept» qué organismos del país tienen en la actualidad acceso a este buscador ya que, teóricamente, la NSA no puede compartir sin más sus datos con autoridades nacionales. Eso sí, según los documentos, los datos más comprometidos sólo están disponibles para las agencias de inteligencia exterior, aunque no se precisa más.

«The Intercept» explica que con «Icreach» se puede predecir el comportamiento de las personas basándose en sus hábitos. En lo que se refiere a los analistas que utilizan el buscador, serían agentes entrenados con acceso altamente secreto y con cuentas que caducan a los tres meses de inactividad, las cuales son auditadas para evitar un posible abuso de la información.

Por otro lado, este medio también informa que se pueden buscar también informaciones reunidas por los servicios secretos de Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, todos los países de habla inglesa con los que Estados Unidos colabora en el programa de inteligencia «Five Eyes».

www.abc.es

 

 

This entry was posted in ¿QUÉ HAY DE NUEVO? and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.