Cadaqués, el pueblo de Dalí

Todo blanco, para poder verlo en toda su dimensión, tenemos la sensación que debemos cerrar un poco los párpados para no encandilarnos. Este pueblo se encuentra más al oriente de la Península Ibérica, provincia de Girona (Cataluña).

Su bahía se encuentra repleta de casitas blancas. Es asombroso ver el paisaje que se forma con ellas y el agua del mar cuando se mueve. Es en ese entonces que entendemos la fascinación que el lugar ejercía sobre Dalí, Picasso o Miro. En este lugar Dalí conoció a Gala, pero también en este lugar se nutrió del poeta Federico García Lorca y del cineasta Luis Buñuel cuando filmaron la película surrealista Un perro Andaluz (durante el año 1929).

Si vas al lugar no podrás evitar caminar los 5 kilómetros que separan a Portlligat. Allí se encuentra el cuartel general Gala-Dalí.

Cadaqués se ubica en el centro del territorio conocido como Cap de Creus (Girona), donde los acantilados, peñas y barrancos forman un paisaje inigualable.

Cadaqués es considerada cariñosamente como la “niña bonita” de Cataluña (España). Para recorrerla es necesario tener paciencia. La Casa Museo Dalí cuenta con una hora fijada para las visitas. Este es uno de los pocos museos al que hay que acudir con previa cita.

Cuando te levantas tienes que organizarte bien el día, puedes comer unos ricos chipirones con arroz o unas anchoas sentado en un restaurante del malecon antes de realizar otras actividades para luego poder entrar a tiempo al museo.

La iglesia gótica de Santa Maria es otro lugar imperdible de la ciudad, la misma fue construida en el siglo XVIII, a la vuelta de uno de sus tantos callejones recoletos.

Puedes realizar todos estos paseos caminando o tienes la posibilidad de alquilar una motocicleta, esto te ayudará a alcanzar los puntos más altos del lugar sin tanto esfuerzo físico.

Para llegar al pueblo solo lo puedes hacer a través de la carretera, después de atravesar varias montañas rocosas y llenas de curvas cerradas que un poco más al norte nos llevan a un territorio francés.

Cuando estamos en Portlligat, dentro de la casa del Museo Dalí nos encontraremos a un oso blanco que nos espera en el recibidor lleno de collares y de amuletos para luego conducirnos adonde están los cuadros tridimensionales, habitaciones que forman caras femeninas o animales y la multiplicidad de objetos decorativos sacados de contexto (joyas, autos viejos, muebles antiguos) que por solo encontrarse en este lugar se convierten en un prodigio surrealista.

www.pordescubrir.com

Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona.

This entry was posted in ¿QUÉ HAY DE NUEVO?. Bookmark the permalink.

Comments are closed.