Cinco muertos en un accidente de helicóptero en Andorra

Los equipos que participan en las labores de rescate del accidente de helicóptero ocurrido hoy en la zona del Juclar (Canillo, en Andorra) han encontrado el cuerpo sin vida de la persona que estaba desaparecida, lo que eleva a cinco las víctimas mortales del siniestro.

El grave accidente ha tenido lugar hacia las 09:00 horas de hoy, según ha informado este mediodía el ministro del Interior y Justicia de Andorra, Marc Vila, que ha comparecido ante los medios en una rueda de prensa para explicar los datos del siniestro.

El responsable de Interior ha informado de que en el aparato siniestrado viajaban seis personas, una de las cuales está en estado grave con quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo.

El único superviviente del accidente ha sido trasladado de urgencia horas después del suceso, después de que los equipos de emergencia le hubieran estabilizado, a la unidad de quemados del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona. El gobierno de Andorra todavía no ha facilitado la identidad de las víctimas a la espera de los resultados de las respectivas identificaciones.

El ministro Vila se ha limitado a informar de que los tripulantes del helicóptero eran “miembros del equipo y de la empresa que gestiona el refugio del Juclar”.

Respecto a las posibles causas del accidente, el ministro del Interior ha señalado: “En estos momentos no tenemos ni el más mínimo indicio y no podemos especular sobre las causas”.

En este sentido, ha explicado que las tareas de rescate están siendo “complicadas” y “laboriosas”, ya que el accidente ha tenido lugar en una zona de difícil acceso, a más de 2.200 metros de altitud.

Los seis ocupantes del helicóptero se dirigían al refugio de Juclar para transportar el material necesario para abrirlo de cara a la nueva temporada.

El aparato siniestrado es un monoturbina de la empresa andorrana Heliand y está matriculado en España, por lo que, tal como han explicado desde el ejecutivo andorrano, las autoridades españolas (técnicos de aviación civil) también iniciarán una investigación paralela a la que se lleve a cabo en el Principado.

Del mismo modo, desde Andorra también se han puesto en contacto con el fabricante del aparato, una empresa francesa, que indagará sobre lo sucedido.

En el Hospital Nostra Senyora de Meritxell de Escaldes-Engordany se ha montado un hospital de campaña para dar atención psicológica a las familias de las víctimas.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado las máximas autoridades andorranas, entre las que se encuentra el jefe del Gobierno, Toni Martí, así como el Batlle (juez) de guardia y los especialistas técnico-forenses.

El Gobierno ya ha anunciado que se decretará un día oficial de luto por las víctimas.

Hace apenas ocho días, el piloto de un helicóptero y un especialista de una empresa que hacía trabajos de mantenimiento para Red Eléctrica Española, perecieron igualmente al chocar contra una roca el aparato en el que viajaban por el burgalés Valle de Mena. La empresa “Inaer”, propietaria del helicóptero, achacó el accidente a la “meteorología adversa y la baja visibilidad” debida a la densa niebla.

El siniestro ocurrido hoy es el segundo registrado en Andorra en los últimos diez años. El 23 de marzo de 2001, el piloto y el mecánico de vuelo de un helicóptero fallecieron también al estrellarse el aparato, entre las estaciones de esquí de Arinsal y Pal, cuando se dirigían a buscar a unas personas.

This entry was posted in CRÓNICA DE SUCESOS and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.