Divorcio express

En  15/2005 de 8 de Julio se publicó la ley por la que se modifica el código civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, legislando entre otros , sobre dos extremos que por su incidencia en nuestra sociedad, han tenido mayor revuelo. Uno fue el de la posibilidad legal de atribuir la custodia compartida, sobre el que ya tuve ocasión de manifestar mi opinión en esta misma revista en el año 2005 y el otro fue la posibilidad legal de solicitar el divorcio directamente sin necesidad de plantear previamente la separación legal, o del transcurso de determinados años de separación de hecho .

La opción legal del divorcio directo ha sido bautizada por los medios de comunicación  como “divorcio expres”,expresión que ha comportado la correspondiente confusión en los ciudadanos al tomarla “al pie de la letra”, pensando que se trataba de un proceso nuevo y que  a partir de su promulgación el divorcio sería poco menos que automático, rápido y barato. Conceptos todos ellos de imposible realización en el foro judicial.

La automaticidad no puede darse nunca en un hecho tan importante como la disolución de un matrimonio, porque requiere como cuestión previa la solicitud legal de uno de los cónyuges, mediante presentación de demanda judicial ante los Tribunales correpondientes. Es irrelevante que exista acuerdo entre los esposos, puesto que el divorcio se obtiene por concesión judicial, siendo el único requisito  el transcurso de tres meses desde la fecha del matrimonio.

El procedimiento de divorcio puede ser rápido, si no existen hijos menores, y las partes están de acuerdo, agilizándose sobremanera los trámites y permitiendo la obtención de sentencia en los juzgados de familia, en un plazo aproximado de uno o dos meses.

Sin embargo cuando hay hijos e intereses económicos los trámites se ralentizan, incluso cuando hay acuerdo, porque no es tarea fácil consensuar temas tan delicados en situaciones de estrés emocional.

Empieza a ser habitual que  en los procesos de familia judiciales el juez remita a las partes a mediación para intentar acercar posturas. El desconocimiento de esta técnica en España causaba recelos de inicio, pero en la actualidad cada vez se va aceptando en mejor medida por lo operadores jurídicos, llegando a evitar en algunas ocasiones la continuación del proceso contencioso.

El divorcio no tiene precio fijo. A la pregunta de ¿qué vale el divorcio?, Sólo puede contestarse, “ depende”, y ¿de qué depende? Pues de múltiples factores. De los profesionales que intervengan, del tiempo que se utilice, de los documentos que redacten, y de sus cuantías, de los procesos judiciales, de los recursos y ejecuciones…. A ello hay que añadirle el coste de otros profesionales que pueden intervenir, ( procuradores, peritos, notarios. Investigadores privados , registros, impuestos…).

Hay que desconfiar de la publicidad engañosa con precio fijo y excesivamente reducido, que sólo puede ser operativo si no hay intereses personales y económicos a discutir. Un acuerdo irreflexivo y barato puede resultar muy caro y difícil de arreglar.

La nueva ley permite por tanto ampliar las opciones. Actualmente los cónyuges ante la coyuntura de la ruptura matrimonial, pueden optar por separarse o divorciarse. Pero el proceso, el tiempo y el precio son los mismos de siempre.

Lo lógico y aconsejable, es que se utilice la opción de divorcio por varios motivos; primero por el coste, obviamente se ahorran un  proceso previo de separación; segundo por la seguridad jurídica, atendido que lo que se resuelva en sede de divorcio, ya sea de acuerdo o por resolución judicial, unicamente podrá modificarse si cambian sustancialmente las circunstancias. Por el contrario, puesto que una  separación no es un estado civil, sino una situación transitoria, los acuerdos o medidas judiciales que se refieran a pensiones alimenticias de menores, uso de vivienda familiar, custodia y visitas pueden nuevamente volver a analizarse y discutirse, si con posteridad se insta el divorcio.

 Pilar Mañé, Abogado

www.togas.biz

Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona. Detectives Andorra. Detectives Barcelona. Detectives Girona.

This entry was posted in ABOGADOS EN ACCIÓN and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.